Cabalgata INDAP


Todo esto gracias al trabajo que ha llevado adelante el Programa de Turismo Rural de INDAP, para lograr la habilitación del emprendimiento de estos arrieros cordilleranos que fueron beneficiados a través del Programa Desarrollo de Inversiones Especial REM de INDAP, por el que hoy disponen de nuevas cabalgaduras y mulares, aperos, monturas, maletas, aparejos, riendas, cascos (según norma técnica) botiquines, guantes de gel, radios de seguridad y pierneras. Además de galpones con radier para guardar alimento, pesebreras de animales y cuartos para guardar el equipamiento.

Junto a esto recibieron asesoría para su formalización que hoy les permite cumplir con las exigencias del Registro Nacional de Prestadores de Servicios Turísticos de Sernatur, por lo que pueden comercializar y promover sus servicios de manera formal y garantizada, siendo más competitivos en el mercado y con mejores relaciones con agentes de viajes y tour operadores.

Arriero al igual que su padre, Luis Alberto Ayala, del sector Río Blanco en la comuna de Los Andes, cuenta que se ha dedicado toda la vida a ser guía de cordillera y que este apoyo de INDAP ha sido fundamental para mantener esta tradicional actividad en el valle de Aconcagua: "me gane un proyecto por más de dos millones de pesos que me permite desde ahora contar con toda la normativa necesaria y no vamos a tener problemas en llevar turistas".

Juvenal Calderón, otro de los arrieros beneficiados con este proyecto de inversión, dice que "queremos sacar adelante el turismo, porque es bueno para la comunidad y todos nosotros. Para mi esto ha sido una ayuda muy grande, porque los recursos de uno no alcanzan para darle un mejor servicio a la gente. Con esto somos mas reconocidos".

altAl respecto, el director regional de INDAP, Helmuth Hinrichsen, especificó que "dentro de las distintas alternativas de apoyo que tiene INDAP está el Turismo Rural al que pertenece este grupo especial de cuatro arrieros, que ahora se ponen pantalones largos, porque quedan inscritos con todas las reglas y normas de Sernatur y eso implica que ellos realicen un trabajo más profesional y con las protecciones debidas para quienes quieran aventurarse en estas cabalgata. INDAP prestó todo el apoyo necesario para que quienes participen de esta aventura por la cordillera vayan con todas las normas de seguridad necesarias".

El estreno de todo el equipamiento se realizó con una cabalgata que partió desde la hostería Los Ventisqueros de Guardia Vieja, con la entrega de los equipos a excursionistas (casco, pierneras y guantes) luego las instrucciones por arrieros de las condiciones de marcha y orientación terrestre y la entrega de cabalgaduras para iniciar la expedición hacia el cerro Las Mesas.

Al retorno se realizó el recorrido y degustación con manifestaciones culturales típicas del arriero por usuarios INDAP donde los pasajeros pudieron disfrutar de la tradicional ensalada de arrieros, licores artesanales, queso de Cabra, talabartería, hierbas medicinales y te de monte.

Cabe destacar que este grupo de cuatro arrieros, conocedores de su territorios y portadores del significado cultural de esta actividad, son unos de los primeros del Valle de Aconcagua, en contar con este nivel de equipamiento y formalización, un verdadero logro a su perseverancia.

Los usuarios beneficiados, que recibieron en una emotiva ceremonia sus certificados de acreditación de Sernatur,  son de los sectores de Riecillo y Río Blanco en la comuna de Los Andes, y pertenecen al Prodesal Los Andes.


(FUENTE: Patricia Espina Ampuero, Periodista INDAP - Región de Valparaíso).